Festina Lente

Fecha

01-feb-18 17:47 Hrs.

Festina Lente

Instalación dancística creada para cinco bailarines que desdibuja los límites entre espectador e intérprete. Una coreografía colorida y vibrante con una atmósfera estimulante generada a partir del juego espontáneo entre público  y artistas.

David Brandstätter presenta la versión mexicana de esta pieza con la aportación y participación de bailarines mexicanos; utiliza las pautas coreográficas desarrolladas por él y Malgven Gerbes en cuatro años de investigación artística alrededor del mundo.

En FESTINA LENTE el público detona el movimiento de los bailarines, conduce el ritmo y el desarrollo; en algunos momentos determina movimientos individuales y grupales, ocasionando una alteración en la dramaturgia y en las dinámicas abstractas.

De esta manera, los bailarines se enfrentan con una serie de situaciones: ¿qué pasa si el juego no resulta? ¿Qué pasa si el público no participa?

Los espectadores son invitados a encontrar un camino por medio de sus convenciones sociales y deseos. ¿Cómo alteran nuestra percepción del tiempo nuestros sueños, deseos y voluntades? ¿Qué pasa cuando nos percatamos que no estamos solos en nuestros objetivos, cuando nuestra brusquedad se vuelve un proceso colectivo? ¿Podemos contar con los otros?

FESTINA LENTE redimensiona la noción de cuerpo y del lenguaje de la danza contemporánea en México; fomenta el diálogo entre bailarines de diferentes generaciones, formaciones dancísticas y regiones del país. Una oportunidad para apreciar las diferentes corporalidades de la danza contemporánea.

Producción y  coreografía: Malgven Gerbes y David Brandstätter (Shifts-art in movement)

Intérpretes: Diana Bayardo, Gervasio Cetto Bojórquez, Olga Gutiérrez, Guillermo Magallón y Rebeca Portillo

Música: Ruth Wiesenfeld

Diseño de iluminación: Bruno Pocheron, Ruth Waldever y Mehdi Toutain-López 

Coproducción: Fabrik Postdam, le Phare-Centre Choréographique National du Havre Normandie Le Triangle-Cité de la Danse de Rennes y Scène Nationale Evreux Louviers.

Comentarios